Los caminos ganaderos tienen potencial turístico y son patrimonio

En Cataluña, se estima que la red de caminos ganaderos de la trashumancia engloba 20.000 kilómetros. Ahora, se hace un primer inventario, con el camino que une la Cerdaña y el Penedès

Qué son los orígenes del proyecto Trashumancia y Caminos Ganaderos?
A finales del 2009, a raíz de una colaboración de la Fundación del Mundo Rural y el Idapa, constituimos un grupo de trabajo con diferentes personas a escala de Cataluña, y comenzamos diferentes líneas de trabajo. Así y hasta ahora, se ha elaborado un informe sobre el estado de la red de caminos, con recomendaciones y propuestas; y un mapa de caminos ganaderos, jornadas, un documento sobre la trashumancia a las vías pecuarias. También se ha creado un web, el Transhumància.cat, en el cual abocamos toda la documentación. El 2015, iniciamos el trabajo con los ayuntamientos de Santa Margarida i els Monjos, Lluçà y Llívia con el objetivo de crear el camino ganadero de Marina, que enlaza la Cerdaña y lo Penedès. El 2016, organizamos el primer congreso sobre trashumancia y caminos ganaderos, del cual ahora hemos publicado las conclusiones.

Cuál es el objetivo final de todo el proyecto, a largo plazo?
Es aportar conocimientos, cartografía, contenidos y propuestas para elaborar materiales, documentos que constituyan una base sólida para futuras actuaciones. La trashumancia y los caminos ganaderos constituyen un patrimonio cultural, histórico, arquitectónico, paisajístico y ecológico imprescindible, que hay que potenciar y preservar.
La trashumancia es una actividad ganadera muy minoritaria.

Sí. De hecho, se mantiene todavía alguna actividad en Llívia, en la Cerdaña, donde celebran la subida de las manadas a la montaña y algo en el Pallars, pero la actividad va a la baja porque ya se utilizan otros sistemas para moverlos. El 2015 y según datos del Departamento de Agricultura se movieron hacia 2.330 ovejas y cabras a pie y un número similar en camión. Por el contrario, en vacuno las cifras son de 867 a pie y 3.778 en transporte motorizado. Y solo 86 potras o caballos hicieron trashumancia hacia los pastos.

Con esta realidad sobre el uso tradicional, con qué nuevos usos y finalidades se tendrían que mantener los caminos ganaderos?
Conservar o intentar recuperar las vías es importante y útil para el mantenimiento de territorio. Consideramos que pueden construir productos de promoción turística, de senderismo y conocimiento del territorio, pero tener estos caminos netos también sirve para hacer una función muy importante de prevención de incendios. Creemos que también puede generar una pequeña actividad económica y a la vez apoyar a la pervivencia de la trashumancia, una actividad ancestral ahora con otros usos.

La red de caminos, que cruza todo el país para ir hacia los pastos de verano, qué alcance tiene y en qué estado se encuentra?
El Departamento de Agricultura tiene clasificados 77 caminos ganaderos a las comarcas barcelonesas, que suman 234 kilómetros; a las gerundenses existen 57 caminos, que engloban 150 kilómetros; a las tarraconenses, 478 caminos ganaderos y 1.409 kilómetros, y a la demarcación de Lleida son 135 caminos y 595 kilómetros. En total, los caminos ganaderos clasificados actualmente en todo el país suman 2.390 kilómetros, pero se estima que existen unos 20.000 kilómetros. El Valle de Arán, el Pallars Sobirà y el norte del Alt Urgell, la Cerdaña y lo Ripollès son comarcas que todavía reciben ganado y donde se mantiene un poco la trashumancia, bien sea a pie o en vehículos. En verano, el ganado en la montaña está.

Las conclusiones del congreso hacia donde apuntan?
Se trataron tres ejes: la infraestructura, el marco legal y usos complementarios como por ejemplo los turísticos, los trashumantes ganaderos y el futuro de la ganadería extensiva. Las tres conclusiones principales son que hay que avanzar en la clasificación de los caminos ganaderos de Cataluña, porque ahora solo tenemos un mapa, pero no están inventariados. Ahora le damos un impulso, a través de la prueba piloto del camino de la Marina, iniciando el proceso administrativo de inventariar un camino. Empezamos por el tramo de la Cerdaña y tiene que servir para generar la metodología para ir inventariando el resto.
Teóricamente y desde hace siglos, las vías pecuarias están legalmente protegidas, y no se pueden cortar ni inundar, etc.

Sí, legalmente es así, pero no tenemos el inventario hecho. El paso siguiente es generar figuras de protección. La segunda medida es intentar aportar oportunidades económicas para abrir algunos caminos ganaderos y trashumantes. De hecho, el camino de la Marina pretende ser un producto turístico, y un elemento de promoción del territorio.

Por lo tanto, los caminos tienen un potencial económico?
Un doble potencial. Por un lado, reconocer este valor de patrimonio cultural y natural ya es importante para el territorio. A banda, hay la actividad económica que pueda generar, sobre todo turística. La idea es vincular, a través de los caminos, el pastor, la ganadería y el producto local, reivindicando estos recursos.

El RETA, arranca!

EL GRUPO OPERATIVO RETA, QUE TIENE POR OBJETIVO CREAR UNA RED DE ESPACIOS TEST AGRARIOS PARA FACILITAR EL RELEVO GENERACIONAL EN EL SECTOR AGRARIO, CELEBRÓ SU PRIMERA REUNIÓN DE TRABAJO EN MADRID LOS DIAS 6 Y 7 DE FEBRERO
Los Grupos Operativos son agrupaciones de diferentes perfiles que se asocian para innovar a la hora de resolver un problema vinculado con el desarrollo rural, con un enfoque de acción conjunta y multisectorial.

En este marco de actuación, diferentes entidades de Extremadura y Cataluña se han unido para trabajar herramientas innovadoras que faciliten el relevo generacional en el sector agrario. El número de personas jóvenes que toman el liderazgo de las explotaciones agrarias es cada vez menor. A la vez, se detectan procesos de incorporación en el sector agrario por parte de nuevos agentes, que a menudo no llegan a buen puerto por la carencia de experiencia y/o recursos.

La posible solución que se pretende explorar desde el Grupo Operativo es el Espacio Test Agrario: un programa de facilitación del proceso de incorporación de nuevos agentes al sector agrario, que se compone de una cobertura legal, una finca y un apoyo integral.

CUANDO Y QUÉ?
El Grupo Operativo RETA, que estará vigente de enero 2019 a julio 2020, desarrollará las siguientes actuaciones:

La edición de una Guía práctica de implementación de espacios test agrarios
La creación de un Centro de apoyo en el relevo generacional
La dinamización de una red de espacios test agrarios en el estado Espanyol (la Red de Espacios Test Agrarios).
La inversión para implementar un espacio test ganadero en Casar de Cáceres, promovido por la Cooperativa Agroalimentaria Cooprado
La inversión para implementar un espacio test ganadero en Gandesa, Prat de Cuenta, la Pobla de Massaluca y la Federación de las Agrupaciones de Defensa Forestal de la Terra Alta.
Desde la XCT participaremos en algunas de estas actuaciones para integrar la perspectiva naturalista en el proyecto.

QUIÉN?
El Grupo Operativo RETA está liderado por la Asociación de Iniciativas Rurales de Cataluña (ARCA) y, por la parte catalana, cuenta con la Asociación Rurbans-Escuela de Pastores, la Federación de ADF’s de la Terra Alta y la XCT. Por la parte extremeña, el grupo cuenta con la Red Extremeña de Desarrollo Rural (REDEX), el Grupo de Acción Local TAGUS, la Cooperativa Cooprado y la Universidad de Extremadura. Adicionalmente, contamos con la colaboración de otras entidades, como la Diputación de Barcelona, el Ayuntamiento de Lleida, la Asociación Nacional de Criadores de Ovino de Raza Ripollés, el Ayuntamiento de Arroyo de Luz y la red francesa RENETA. El grupo está coordinado por Neus Monllor, consultora agrosocial especializada en desarrollo rural y relevo generacional.

Eres una entidad naturalista o vinculada al desarrollo rural sostenible y estás interesada en el proyecto? Entra en contacto con la XCT, quizás encontramos una manera de trabajar conjuntamente! Escribe a cblasco@xct.cat

De arquitecto italiano a quesero del Ripollès

Miel Brusaferri es un exalumno de la Escuela de Pastores que regenta una quesería con 14 reses

Miel Brusaferri es el ejemplo viviente que la Escuela de Pastores de Cataluña, que se ha presentado este lunes en Sant Joan de les Abadesses (lo Ripollès), tiene éxito: ha impulsado su propia quesería con vacas de leche después de hacer prácticas en dos explotaciones agrarias del Ripollès.

Como la gran mayoría de personas que deciden entrar en este mundo, Brusaferriproviene del mundo urbanita. En concreto, trabajaba de arquitecto a Barcelona y raíz de la crisis inmobiliaria del sector tuvo que reinventarse por completo.

Cuando era pequeño, este italiano nacido a Milà, veraneaba con su familia en los Alpes. Allá veía como se cuidaban las vacas y se hacía el queso. Por lo tanto, a pesar de vivir en la ciudad durante toda su vida, tenía nociones del mundo rural y decidió tirarse a la piscina por saber si valía para hacer de campesino.

Brusaferri entró a la Escuela de Pastores en 2015 e hizo las prácticas en una explotación de vacas de carne de Molló y al Mas Pujol Orra de las Llosses con una explotación de vacas de leche. En poco más de dos años, su sueño se ha hecho realidad y este italiano se ha quedado a vivir en el Ripollès y ya regenta su propia quesería. Brusaferri cuenta con 14 reses -nuevo ejemplares adultos- y empezó a elaborar quesos a finales de este mes de junio. Las vacas que tiene son de una raza alpina italiana. ”Es sobre todo por un tema de marketing, puesto que yo soy italiano y quería hacer quesos típicos de allá”, ha señalado.

En principio, Brusaferri apostó para empezar despacio e ir creciente con el tiempo, puesto que se trata de una explotación ecológica de ciclo cerrado con una producción mediana-baja pero de un producto selecto. Hasta hace poco, este campesino obtenía unos 1.000 litros de leche al mes, pero ahora ha bajado a unos 700 litros porque hace poco que han nacido dos becerras que demandan más leche. Traducido a cifras, esto supone que si antes hacía unas cuatro ruedas de queso a la semana, ahora hace entre dos y tres. ”Están criadas cómo si fueran niñas. Esto tiene un valor añadido y a un precio asequible”, ha remarcado.

El queso que produce Brusaferri se llama Toma-es como se llama el queso de rueda en los Alpes- y es un queso de rueda muy grande que pesa entre cinco y sisi kilos. Un producto muy típico de Italia, Francia o Suiza. De momento, este quesero va acumulando unidades del producto para tener stock; a pesar de que ya lo está vendiendo en mercados, distribuidores, cooperativas de consumo y a clientes concienciados para buscar un producto ecológico y de calidad.

La burocracia, la gran traba

Brusaferri tiene pasión por el qué hace y la Escuela de Pastores de Cataluña le ha servido de trampolín para hacer realidad su sueño. Aun así, este quesero ha explicado que para empezar de cero con una nueva vida al campo se tiene que tener cierto bagaje en la gestión y el ”jefe sobre los hombros” en todo momento. Brusaferri ha reconocido que hay que hacer un cambio de chip importante y dejar atrás la vida a la ciudad para prepararse a la vez de trabajar a ”la intemperie y con estos animales”.

Este quesero atribuye la pérdida de explotaciones agrarias a la burocracia, que califica ”de ofegadora”. Para ilustrarlo, Brusaferri lo ha ejemplificado con el decreto de la leche cruda impulsado por el Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Generalitat de Cataluña ahora hace unos meses. Este decreto permite al campesino vender la leche directamente y a un precio más alto. Con todo, esta leche tiene que pasar por una gran cantidad de controles sanitarios. ”Está bueno hacer controles y registros, pero esto te saca muchas horas de trabajo y te posan muchas trabas”, ha dicho.

Además, Brusaferri ha detallado que cuando se quieren vender cuatro botellas de leche a un lugar selecto y a precio asequible, ” vendes una y te vuelven las otras”. Esto se debe al hecho que la gente compra a grandes distribuidores con quienes las pequeñas explotaciones no pueden competir económicamente. Un pez que se muerde la cola y que el sector tendrá que reflexionar qué se tiene que hacer para cambiarlo.

La transhumancia de vacas ecológicas llega a Vistabella del Maestrazgo

La transhumancia de vacas es una de las tradiciones ganaderas más antiguas que todavía existen en el territorio valenciano. El ganado ecológico del pastor Fernando Robres, formado por 60 vacas, se desplaza durante dos días desde el pueblo de Valdelinares, a Teruel, a 1.800 metros de altitud, hasta el parque natural de Peñagolosa. El motivo de la trashumancia de otoño es huir de los rigurosos inviernos de las montañas de Teruel y, a la vez, aprovechar el escalonamiento de los pastos de la comarca del Alcalatén.

 

Acceso al vídeo: https://bit.ly/2IlyUkz

 

Descuentos del 30% en carne de cordero en carnicerías del Jussà para incentivar el consumo de proximidad de este producto

En la edición del año pasado de ‘La Gran costellada de cordero’ se triplicaron las ventas

La fiesta de ‘La Gran costellada de cordero’ que se ha programado en el Pallars Jussà para los días 30 y 31 de marzo quiere incentivar el consumo de proximidad de este producto. Un total de 12 carnicerías se han sumado a la iniciativa y entre el 25 y el 30 de marzo aplicarán descuentos del 30% en la carne de cordero de la comarca. El 15% del descuento lo asume el ganadero y del 15% restante se hace cargo el punto de venta. Los Ayuntamientos de la comarca se han comprometido a tener abiertas y en buen estado las quince áreas de barbacoas para recuperar la tradición de hacer carne a la brasa. En la edición del año pasado de esta fiesta, la carne de venta de carne de cordero se triplicó. Las carnicerías del Jussà esperan conseguir los mismos resultados este año.

Agnés Fondevila, de la Carnicería Fondevila, ha explicado que ofrecen importantes descuentos en la carne de cordero con el objetivo de incentivar el consumo y reivindicar el consumo de proximidad.

Según la regidora de Promoción económica del Ayuntamiento de Tremp, Anna Ritz, el objetivo de esta iniciativa es recuperar las tradicionales costelladas al aire libre y favorecer el producto de proximidad, que contribuye a la vitalidad económica y social del territorio.

Ritz ha explicado que a través del programa ‘A tu gusto, alimentos del Pallars’, el Ayuntamiento de Tremp ha editado un folletín desplegable donde se detallan las carnicerías que participan en la oferta, se pueden encontrar recetas de salsas para acompañar la carne que proponen los restaurantes del Pallars Jussà, así como un mapa con todas las barbacoas abiertas señaladas.

‘La Gran Costellada de cordero del Pallars’ está impulsada por el Consejo del cordero del Pallars Jussà, integrado por ganaderos, carniceros y restauradores, y ‘A tu gusto, alimentos del Pallars’, en colaboración con diferentes ayuntamientos y entidades de la comarca.

Una guia ayudará a municipios y agricultores a reducir los daños hechos por jabalíes

Cercados eléctricos, elementos disuasivos olfativos o acústicos, adaptación del mobiliario urbano, sistemas de captura o campañas de sensibilización, son algunas de las medidas propuestas por la Diputación de Barcelona y la Generalitat

La existencia de jabalíes en zonas urbanas y carreteras es muy habitual en varias zonas de Cataluña y también al ámbito metropolitano. En muchos casos los ganaderos y los ayuntamientos optan para aplicar medidas para frenar su invasión en las ciudades o a los campos pero en algunos casos se hace de manera errónea.

Ante la demanda creciente de consultas de los entes locales a la Diputación de Barcelona y la Generalitat, estas dos instituciones han unido esfuerzos para ordenar y transmitir conocimiento sobre medidas efectivas para reducir los daños de los animales salvajes en Cataluña. En concreto, han publicado una guía para ayudar ganaderos y ayuntamientos a reducir los daños provocados por estos animales, sobre todo por los jabalíes.

En una rueda de prensa al castillo de Talamanca (lo Bages), este miércoles por la mañana, el diputado adjunto de Espacios Naturales de la Diputación de Barcelona, Jesús Calderer, ha afirmado que la guía se crea porque “detectamos que había muchas medidas que se aplicaban pero que no teníamos claro que funcionaran”. Por este motivo se ha querido recoger en un documento que además de ser físico también tendrá el formato digital en un web que se pondrá en marcha a principios del 2019.

Calderero ha añadido que se trata “de una guía viva que tiene que ir incorporando novedades”. Desde la Diputación se ofrecerá asesoramiento en los Ayuntamientos y formación a los técnicos municipales, así como apoyo económico para implementar algunas de las medidas propuestas.

Efectividad y sensibilización

En muchos casos las medidas que se aplican para evitar que los animales entren a campos y casas no son las adecuadas. Por eso, a la guía hay una ficha detallada para cada una de las propuestas donde se explica como se tiene que aplicar en función de la zona y el animal. Por ejemplo se contempla la instalación de cierres perimetrales, cercados eléctricos, elementos disuasivos olfativos o acústicos, adaptación del mobiliario urbano, sistemas de captura o campañas de sensibilización ciudadana.

La directora general de Ecosistemas Forestales y Gestión del Medio de la Generalitat, Montserrat Barniol, ha explicado que la guía “tiene que ser el máximo de efectiva para poder prevenir los daños y mejoras de las condiciones de las especies”. En este sentido, Carme Rosell, de la empresa encargada del proyecto, ha insistido en el hecho que “estas medidas que se proponen son para prevenir daños pero también para convivir mejor con especies salvajes que están aumentando en todo Europa”.

“En algunos casos tenemos que cambiar el comportamiento de las personas para evitar cambiar la condición salvaje de los animales”, ha asegurado Rosell, refiriéndose al hecho de no dar de comer a los cerdos jabalíes, una práctica fuerza habitual pero que no es efectiva. “Los jabalíes pueden encontrar todo el alimento que necesitan al bosque”, ha añadido. Las medidas pues, van dirigidas sobre todo al jabalí que Rosell ha apuntado que “es la especie más problemática” pero también por los corzos, los ciervos, el gamo o los conejos.

A Barcelona, sensibilizar y alejar la comida

En la presentación del catálogo de medidas para reducir los daños provocados por los jabalíes, la Diputación también ha señalado medidas concretas para Barcelona. En el caso de la capital catalana, el ente provincial insta a evitar que los animales tengan acceso al pienso de las colonias de gatos de los distritos de montaña.

Por otro lado, la Diputación también pide insistir en la sensibilización ciudadana para transmitir a los vecinos que es perjudicial dar de comer a los jabalíes directamente o facilitar que tengan acceso a alimentos. Las dos medidas van en la línea del plan de acción desarrollado por el Ayuntamiento de Barcelona.

La estrategia del consistorio también implica bloquear papeleras y contenedores en las zonas donde los jabalíes van a buscar comer y la modificación de algunas zonas verdes para hacerlas menos atractivas por los animales. También el desbroce de zonas verdes, que según el Ayuntamiento han tenido un efecto disuasivo del acceso de los jabalíes a la zona urbana. Además, durante el 2016 se capturaron 42 jabalíes que habían accedido al casco urbano y el 2017 se capturaron 34.

Un estudio de la UVic identificará las estrategias de adaptación al cambio climático de la ganadería extensiva

El proyecto lo llevan a cabo investigadores de la Cátedra de Agroecología y Sistemas Alimentarios con el apoyo de la FundaciónBiodiversidad

Investigadores de la Cátedra de Agroecología y Sistemas Alimentarios de la UVic-UCC han puesto en marcha un proyecto para identificar como se adaptan al cambio climático las personas que se dedican a la ganadería extensiva al Estado español. La iniciativa la llevan a cabo la directora de la Cátedra, Marta Rivera, y los investigadores Marina Di Masso, Elisa Oteros y Feliu López, así como Elsa Valera, del Centro de Investigación en Economía y Desarrollo Agroalimentario (CREDA-UPC-*IRTA). El proyecto cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica, que trabaja para preservar el patrimonio natural y la biodiversidad, actuar ante el cambio climático e impulsar la economía verde.

El estudio parte de la evidencia que la ganadería extensiva en el Mediterráneo es “un sector marginalitzat, a menudo tildado de obsoleto, que ve su viabilidad muy amenazada, pero que a la vez muestra una gran capacidad de adaptación”, según explica Marta Rivera. Un ejemplo sería la utilización de recursos que de otro modo no se usarían, como por ejemplo las zonas de pasto de montaña que, en palabras de Feliu López, “contribuyen a la conservación del paisaje, su biodiversidad y la identidad cultural, y ayudan a controlar los incendios forestales, regular los ciclos del agua y la calidad del suelo”. También es una muestra la generación de “productos alimentarios locales con tradición cultural, de gran calidad y más saludables, que cada vez son más apreciados”. Por ejemplo, apunta López, “cada vez hay más evidencias que apuntan que la carne de animales de pasto es más cardiosaludable”.

Mirada social en un contexto de cambio global

Los investigadores trabajarán hasta junio de 2019 para profundizar el análisis de estas y otras estrategias de adaptación al cambio que, según López, “se basan en el conocimiento tradicional” de los ganaderos y las ganaderas extensivos. El estudio aportará una mirada social a la realidad de este colectivo en un contexto de cambio global e identificará las principales fuerzas de cambio de este sector a todo el Estado, con especial atención en la zona del Mediterráneo donde, según indica Rivera, “las proyecciones de cambio climático son muy preocupantes”.

La base del estudio serán las entrevistas que se harán a informantes clave de todo España, como por ejemplo técnicos de asociaciones ganaderas y de la administración pública, así como a los mismos ganaderos y ganaderas. El análisis de estas entrevistas junto con una revisión de la bibliografía previa permitirán obtener unas conclusiones que se presentarán en el marco de unas jornadas organizadas en el marco del proyecto por la Oficina Española del Cambio Climático.

Reivindican los viejos caminos ganaderos como bien de país

«Hay que avanzar en la clasificación de los caminos ganaderos de Cataluña», señalaba ayer el director de la Fundación del Mundo Rural, Marc Riera, en las conclusiones del primer Congreso de trashumancia y caminos ganaderos de Cataluña. Estas viejas rutas aparecen hoy como un patrimonio a revalorar y proteger. La sala de plenos del Ayuntamiento del Brezo acogió ayer este acto de la Asociación del mundo rural y el Instituto para el desarrollo y la promoción del Alto Pirineo y el Aran, dos entidades que velan por la potenciación y promoción del mundo rural.

En este acto también se dio a conocer el proyecto de recuperación de dos rutas antiguas de gran importancia para el territorio, como son el Camino de los Buenos Hombres y el proyecto de Camino de la Marina, con inicio en Santa Margarida i els Monjos y final a la población ceretana de Llívia.

Las conclusiones del congreso también indican que hay que pensar en una gestión económica que se puede derivar de esta actividad turística y el reconocimiento al mundo ganadero.

El alcalde del Brezo, Enric Canela destacó en la presentación del acto que municipios como el suyo, todo y la proximidad a Barcelona, luchan para mantener la actividad agrícola y no depender de la presión humana y turística.

El director del IDAPA, Pere Porta, por su parte, celebra la importancia de actas como este para aglutinar conocimiento y generar debate entre los entes implicados, las instituciones y la ciudadanía.

Borja Segura, director coordinador del proyecto Camino de los Buenos Hombres, que va de Berga a Arieja (Francia), destaca los más de 20 años que se lleva desarrollando este itinerario desde una vertiente ganadera y turístico.

Otra de las prestaciones de esta jornada tenía como eje central el Camino de la Marina, mostrado por Xavier Avendaño, el camino de trashumancia más antiguo que hay en Cataluña, según la documentación histórica encontrada hasta el momento. Según Avendaño, es un proyecto mucho más joven que el anterior, con inicio en 2015, motivo por el cual todavía no hay tracks, todo y la demanda existente, y apenas ahora se está iniciando la señalética para indicar el camino.

Este camino va de Santa Margarida i els Monjos en Llívia, en la Cataluña Norte, y tiene Lluçà como punto de central del gran recorrido. Para poder dar a conocer este nuevo camino de trashumancia por usos turísticos y ganaderos se constituirá una asociación con presencia de las tres localidades y los establecimientos turísticos que se quieran asociar.

El queso de cabra pirenaica

La cabra pirenaica no rinde mucho y no pasa demasiado tiempo en el establo. ¿Por qué entonces hay dos jóvenes ganaderos en Lluçà empeñados en hacer quesos con su leche? La respuesta está en el sabor

“Una cabra no es un perro”, dice Jordi Compte, “cuando te acercas por primera vez es posible que se asusten, no son vacas ni caballos que acostumbrados a tratar con humanos. Desde la óptica de ciudad puede parecer difícil de creer, pero nunca me han dado un pisotón ni me han clavado un cuerno”. Compte las conoce bien: su rebaño de cabras pirenaicas es su proyecto de vida, y también una extensión de su familia. Un proyecto que comparte con su vecino y socio Jordi Costa, con el que se turnan para el cuidado de los animales.

Costa ordeña y Compte hace los quesos, que comercializan como Formatges de Lluçà. El uno es payés de pura cepa; en el caso de Compte su padre había nacido en el Lluçanés y aún conservaba la finca familiar, pero él era hijo de la ciudad. Tras estudiar Humanidades, volvió al hogar ancestral. Le gustaba más el campo, y buscaba también una salida laboral. Estuvo catalogando patrimonio, pero cada vez iba viendo que su camino pasaba por la ganadería. “No tenía experiencia, ayudaba donde podía. Luego surgió la posibilidad de hacer un curso profesional de quesero”.

Las primeras pruebas fueron en 2014 y hoy la quesería puede generar 250 kilos al año, aunque su producción todavía está por debajo. Sólo elaboran queso de cabra de marzo a abril, y el resto del año trabajan con leche de oveja y de vaca, que compran a otros ganaderos locales. Todo el queso que producen es de leche cruda. Se necesitan entre cinco y ocho litros de leche para elaborar cada uno de sus quesos, una cantidad que una cabra no produce ni por asomo en un día.

El hermano de Compte, Roger, periodista y bloguero gastronómico -él fue quién hace tres años un día nos contó en tono divertido que a su hermano “le había dado por hacer quesos”- explica en su blog que el Compte rural se enroló en los cursos del Consorcio del Llusanés. El Llusanés, por cierto, es, o mejor dicho será, la comarca más nueva de Cataluña y una de las más pequeñas, con sólo trece municipios (cinco de los cuales votaron en referéndum contra de esta nueva organización territorial y podrían desvincularse de la misma), si prospera la ley del Parlament que tiene que constituirla como tal.

Comarca o no, sigue siendo una zona poco conocida de la comunidad, a medio camino –según dice en tono algo resignado la página de turismo- a medio camino entre la Cataluña del trigo y la de la vid. El atractivo gastronómico más conocido de la zona está en Els Casals, en Sagàs, una estrella Michelin, muy centrado en la ganadería y la agricultura sostenibles. Pero si en Els Casals la estrella es el cerdo (la evocación de su sobrasada me hace salivar cual perro de Pavlov al escribir esto), Compte y Costa prefirieron optar por las cabras. Y no por unas cabras cualquiera.

“Nuestro rebaño es de cabras pirenaicas, una especie autóctona que estaba en peligro de extinción, y que da una leche muy buena para convertirla en queso. Nos dicen los que saben que el sabor predominante de nuestro queso estrella, el Batall es… a leche de cabra”. Hubo que traer a los animales de Ainsa, y se alimentan sobre todo de lo que comen paciendo por los bosques.

“El pastoreo en bosques nos beneficia a todos. Si las cabras pacen por el bosque se comen los arbustos y las malas hierbas que en verano podrían alimentar un incendio. Es una prevención contra el fuego mucho más efectiva que las hechas por manos humanas. Pero aún nos cuesta un poco hacer entenderlo.” Compte y Costa han llegado a acuerdos con algunos propietarios de bosques para que les dejen pacer en ellos, pero algunos lo ven con recelo aún. Y es un trabajo físicamente exigente, que les exige a veces subir a lugares con poco acceso (tengo que llamar a Compte en varias ocasiones para hacer este reportaje porque, efectivamente, la cabra tira al monte y allí no hay cobertura).

Además, las cabras no entienden de vacaciones ni de tiempo inclemente, y aunque Costa y Compte se turnan para sacarlas, también cultivan algunas leguminosas para los pocos días del año en los que es totalmente imposible el pastoreo. “Se portan bastante bien, pero nos gustaría que rindieran algo más. Todo llegará, según vayamos viendo cuáles son las que más dan”. Compte dedica muchas horas a su rebaño, que consta de 80 hembras y cuatro machos. También venden los cabritos que nacen en primavera. “Todo es estacional”, cuenta. “Nos hemos acostumbrado a tener queso todo el año, cuando en realidad no puede ser así”.

Como su licencia es de elaboradores artesanos, venden en el circuito de proximidad. “Llega un poquito a Vic y algo a Barcelona, pero no demasiado. Nuestra ambición es ser pequeños. ¡No podríamos hacer lo mismo con 500 cabras!”. Se puede encontrar un poco de este tesoro en Via Làctia (C. Fusina 30, Vic), a 6 euros la pieza de unos 250 g.

No podíamos quedarnos sin saber qué les parece lo más gratificante de trabajar con estos animales. “Que hagamos tan poca producción casi obliga a quién quiere probar nuestros quesos a venir y conocer como trabajamos in situ. Nos encanta que la gente nos llame y venga. Y además, si vendiéramos en Barcelona, tendríamos que doblar los precios. Queremos vivir en el territorio, que nuestras familias se queden aquí.”. Ser micro, en fin, para llevar una vida macro.

Caminos ganaderos

Del XIX, Albert Fàbrega comenta la red racional de carreteras: el 1805 en un plan integral de caminos donde se proyecta el de Manresa a Cardona

Lo surienc Albert Fàbrega abrió la segunda sesión de trabajo de las séptimas jornadas organizadas por el Centro de Estudios del Bages, dedicadas a los caminos históricos, con la conferencia «De Manresa a Cardona. Sube pólvora y baja sal». Dividió la exposición en dos partes: de Manresa a Cardona y de Cardona a Solsona. La actual carretera C-55 se construyó entre los años 1849 y 1860. Las obras públicas iban a un ritmo lento, a pesar de que en 1852 ya se trabajaba en los alrededores de Súria, pero en 1860 todavía se estaban subastando obras en diferentes tramos de la carretera. Menciona los caminos romanos que dividían en tres categorías: vías públicas, vecinales y privadas. Existía el camino real de Manresa a Cardona como vía pública, pero hasta el siglo XV no hay referencias claras. Parla de las características, mantenimiento, financiación, seguridad, transporte y legislación. A partir del 1750 se mejoran los caminos y se hacen de nueces. Del XIX, comenta la red racional de carreteras: el 1805 en un plan integral de caminos donde se proyecta el de Manresa a Cardona. Trazado, puentes y fuentes que utiliza, fundamentalmente itinerarios militares.

De Cardona a Solsona hacen ensanchar los caminos por motivos militares. El 1861 se diseñan las obras, el 1863 se está trabajando, el 1867 estaban avanzadas, pero el 1872 todavía se subasta algún nuevo tramo y no se asfalta con graba hasta el 1926. El abogado Lluís Matamala, en formado píldora, inició las comunicaciones sobre los caminos como patrimonio público y su protección. Explica que el uso de los caminos públicos son aquellos por donde se puede transitar sin que nadie pose impedimentos. Parla del patrimonio material de los caminos y del cultural a su alrededor. Hay de propiedad pública (expropiaciones) y de propiedad privada con uso público: la usucapión, cuando la Administración adquiere un camino privado sometido a uso público, y actúa como propietaria de forma manifiesta durante un periodo de veinte años ininterrumpidamente. Los caminos públicos normalmente forman red y los privados van a parar a los campos para uso del campesino. Menciona las clases de caminos y su catalogación en siete tipologías. Assumpta Muset, doctora en Historia moderna, nacida en Collbató, hizo una comunicación sobre los caminos al monasterio de Montserrat. Los cuatro grandes confluían arriba el monasterio: Collbató, Monistrol, la Puebla de la Guardia y Marganell. Los describe en detalle y explica quién los usaba: peregrinos y turistas, que configuraron una red de hostales y herrerías, así como el transporte en mulas.

El editor Jordi Suades se centró en el antiguo romeu de Manresa a Montserrat por Castellgalí. Y Sant Pere de Vilamarics. Menciona el camino real de Manresa en Esparreguera, la importancia estratégica de Castellgalí con dos caminos: uno junto a la riera y uno de más interior. Uno de los caminos va directamente de Castell-galí a Montserrat. Remarca el hostal de los Amigant y una carnicería a principios del XVII, con una población dispersa… La historiadora Mireia Vila Cortina explicó los portales y caminos de la villa de Santpedor. Se apoya en los estudios de Josep M. Freixas para explicar la evolución viaria que divide en tres etapas básicas: entre la primera y la segunda hay la fundación de la parroquia. Los caminos se consolidan a la baja edad mediana prácticamente hasta el siglo XIX o comienzo del XX. Menciona el camino de Manresa a Castell-nuevo, otro de la época romana hacia Vic, a la edad mediana hacia Berga y hacia Cardona y la importancia de la calle Transversal al siglo XVI. Explica, entre otros, los enlaces con las rutas comerciales y los caminos reales. El 1860 se hace el camino vecinal hasta Manresa, que no se allanó hasta el 1930, y el camino transversal de Navarcles en Callús es de la década del 1970. La arqueóloga Raquel Valdenebro se centró a «Vivir dentro de la muralla de Manresa», e hizo mención de los portales, los puentes y los caminos. El historiador Jordi Piñero hizo unas consideraciones sobre el antiguo camino real de Can Maçana. El especialista en historia económica Lluís Virósgeneralizó sobre «La transformación de caminos reales en caro-rendiste». Para cerrar el acto, Jordi Griera presentó una comunicación sobre «El camino real de Barcelona a Manresa por el cuello de Daví».