Trashumancia contra el cambio climático

Los hermanos Cardo, de Vega del Codorno, y Gratiniano Usero, de Las Majadas, son los dos únicos pastores de la provincia en hacer la vereda

Cordeles, cañadas, veredas… Todas las vías pecuarias cobran protagonismo estos días con la trashumancia de ganados de las dehesas de verano a las de invierno en busca de pastos frescos. Una actividad milenaria que forma parte de la historia y la vida de nuestros pueblos, que lejos de perder actualidad cobra total vigencia ante la situación de ‘emergencia climática’ en la que nos encontramos.

Y es que, por su gran capacidad ecológica, aprovechamiento de recursos, conservación de la biodiversidad, prevención contra incendios y reducción de gases invernadero, esta práctica de pastoreo sostenible “es fundamental” en la lucha contra el cambio climático.

Así lo pone de manifiesto el delegado provincial de Desarrollo Sostenible, Rodrigo Molina, que esta semana salía al encuentro de los rebaños conquenses que atraviesan la Cañada Real de Rodrigo Ardaz para seguir por la de los Chorros o Cañada Conquense y la Soriana Oriental que les llevará a sus destinos en Sierra Morena o en el Valle de Alcudia, un patrimonio único en el mundo que “si no es por los pastores ya habría desaparecido”, enfatiza Rodrigo Molina.

El delegado provincial destaca que para facilitar la tarea de la migración de animales, desde la Consejería se están acometiendo actuaciones de amojonamiento y deslinde de las vías pecuarias; además de agilizar los trámites administrativos, como por ejemplo se ha hecho este año en Cuenca con el permiso para hacer fuego. Molina recuerda que en esta época está permitido pero es necesario que se comunique a la administración; de esta forma se evita ese continuo trámite y no solo en el tramo de Cuenca sino también el paso de la Cañada por Ciudad Real.

El paso de los animales limpian el terreno y ayudan a prevenir los incendios

“En la provincia tenemos 686 vías pecuaria entre cañadas, cordeles, veredas, coladas, etc… que proceden todas de la Mesta. Eso supone 2.584 kilómetros con 9.406 hectárea de corredor ecológico solo en la provincia de Cuenca. Un patrimonio que es importante mantener por su gran contribución al medio ambiente”, señala Rodrigo Molina, quien defiende el uso público de estos espacios para el desarrollo de más actividades, como son por ejemplo las que van ligadas a un turismo sostenible.

Pero sobre todo defiende el pastoreo itinerante que durante dos veces al año lleva a miles de ovejas a pastar a lo largo de cientos de kilómetros, dejando limpio el monte.

“El paso de los animales limpian el terreno y ayuda a prevenir incendios forestales. Es la forma más ecológica de luchar contra el fuego, con lo cual cumplimos los objetivos agenda 2030 en la lucha contra el cambio climático”, apostilla el delegado provincial , que en este punto destaca que según desvela el estudio que ha realizado en el Alto Tajo la Consejería de Desarrollo Sostenible del Gobierno regional, los árboles son importantes sumideros de carbono. De hecho, destaca que el CO2 que retienen los montes del parque al año es equiparable a las emisiones de más de 50.000 personas.

Pero además, cuenta que cada hectárea de pastizal puede acumular hasta 10 toneladas de carbono atmosférico, por lo que, sin duda, la trashumancia “es una potente herramienta de lucha contra el calentamiento global”, además de salvaguardar el patrimonio sociocultural que durante siglos ha vertebrado territorios. El problema, dice, es el relevo generacional.

Lo saben bien pastores como los hermanos Cardo, de Vega del Codorno, o Gratiniano Usero, de Las Majadas, los únicos ganaderos de la provincia en hacer este año la vereda. Ambos recorren a pie los más de 400 kilómetros que los separan del Valle de Alcudia, en Ciudad Real, y de La Carolina, en Jaén, respectivamente. La situación, dicen, es cada vez más complicada. Sobre todo por la falta de pastores.

“Estos años de atrás la Asociación Trashumancia y Naturaleza nos proporcionaba pastores pero ahora han decidido comprar ganado para mantener la trashumancia y reivindicar las cañadas reales como patrimonio de todos, que está muy bien, pero los que no podremos aguantar somos los ganaderos tradicionales”, señala Manuel Cardo, quien lamenta que, junto a “la dureza de la profesión, los gastos, las pocas ayudas y el mal estado que tiene la vereda en muchos tramos”, hace que la trashumancia termine por desaparecer. “Para mi es probablemente el último año”, señala.

Junto a su hermano Antonio, que se ocupa de la intendencia, Manuel conduce el ganado con la ayuda de su hija Claudia, una de las pocas mujeres en hacer la vereda. El campo y los animales le atraen, pero no es la profesión a la que se quiere dedicar. Hizo un modulo de márketing y comercio pero no ha encontrado trabajo en su ramo y después de algunos empleos eventuales, este año ha vuelto a sumarse a la expedición para ayudar a conducir hasta la finca ‘El Cañaveral’, en Mestanza, a las 1.600 cabezas de ovino que conforman el rebaño de los Cardo

RELEVO GENERACIONAL

Según bajara la Asociación Transhumancia y Naturaleza, la trashumancia en España puede generar 5.000 puestos de trabajo directos para jóvenes ganaderos, además de otros relacionados con el sector y con los servicios ambientales, pero lo cierto es que, al menos en la provincia, son pocos los que se incorporan.

“En las Majadas hemos pasado de 9.000 a poco más de 1.500 ovejas en la última década. Se han vendido muchas en los últimos años y si esto sigue así la trashumancia terminará despareciendo”, señala Diego, un voluntario que aprovecha sus vacaciones para acompañar la expedición de Gratiniano Usero.

Él mismo es uno de los que decidió vender el ganado y dedicarse a otra profesión, en su caso también ligada al medio ambiente a través de la empresa pública de gestión ambiental, Geacam. Confiesa que el pastoreo “siempre me ha tirado” pero reconoce que las condiciones “no son buenas” y, a su juicio, además de más conciencia por el cuidado patrimonial “debería haber más ayudas para incentivar a los jóvenes.

Este es el tercer año que Diego hace parte del camino con los Usero, que al igual que sus vecinos de Las Majadas emplearán algo más de 20 días en recorrer la vereda. “Lo hago porque me gusta el ganado pero también como forma de reivindicar la vereda como espacio público para uso de la gente. Junto a él se han sumado este año otros cuatro voluntarios, amigos de la familia que han querido realizar las primeras etapas. Eso sí, solo han sido dos días. A partir de ahora, el camino será más duro.

“Nos quedamos dos personas con las ovejas, y mi padre que se ocupa del hato”, dice Rubén, el hijo de Gratiniano, que en este caso sí ha decidido tomar el relevo y seguir la tradición familiar. “No es fácil. Tenemos muchas trabas, mucha burocracia y pocas ayudas pero es una salida y a veces no queda más remedio”, dice.

La expedición en este caso la completa una yegua y cuatro perros, dos mastines y cuatro careas para conducir las 1.371 ovejas que llevan los Usero. Hasta Socuéllamos harán la vereda con los hermanos Cardo, en esta ocasión por Belmontejo y Mota del Altarejos. Después, cada uno tomará su camino para dirigirse a sus dehesas de invierno.

Cada oveja traslada diariamente unas 5.000 semillas y abona el terreno en su recorrido

Este año, el tiempo ha acompañado la salida. Las lluvias de los últimos días, aunque incómodas para el pastor, son una bendición. “Los animales tienen hierba fresca. Y eso, dice Manuel Cardo, además de garantizar el alimento“nos quita un gran problema, como es el agua: Hay pocos abrevaderos en el camino, y estos años de sequía lo hemos pasado mal, pero comiendo hierba verde ya tienen parte del agua que necesitan, el resto con algún charco nos vale”, añade Manuel, que en este sentido defiende también el uso sostenible de los pastos trashumantes.

Uno de los problemas históricos de los que se quejan es el estado de las vías pecuarias. “lo que queremos es que, además de mejorar algunos puntos que son intransitables, como el vado de Fresneda, es que se haga un deslinde en condiciones para devolver la anchura que han ido quitado los agricultores a la cañada en la provincia”, dice Gratiniano, quien incide en la necesidad de que las autoridades tomen cartas en el asunto.

“Lo que no puede ser es que haya puntos, como en Belmontejo donde de los 75 metros originales nos queden poco más de 10, y porque tienen que pasar los tractores, que si no desaparece”, añade Manuel Cardo, quien incide en que “por un carril” los animales no pueden comer ni beber “si no se salen es inviable el traslado del ganado”.

“Esto cada día va peor y en el camino hay cada día más trabas”, lamenta Gratiniano quien advierte del problema que supone la desaparición de las vías pecuarias para el mantenimiento de la diversidad, por lo que, además de pedir más ayuda a la administración, hace una llamada a la colaboración de los agricultores.

“Nosotros vamos sembrando a lo largo del camino, donde la oveja deja sus excrementos sale una flor. Lo que no pueden hacer es invadirnos con las siembras y además, en algunos casos, fumigar hasta la vereda”, apostilla Usero, quien incide en la función vital de la migración de ganado en el trasporte y dispersión de semillas.

Según los datos de la Asociación de Trashumancia y Naturalesza cada oveja traslada diariamente unas 5.000 semillas y abona el terreno con más de tres kilos de estiércol a lo largo de los aproximadamente 20 o 25 kilómetros diarios en los que se reparten las etapas.

La Fiesta de la Trashumancia

El Ayuntamiento de Madrid vuelve a organizar la Fiesta de la Trashumancia en su edición XXVI. Los rebaños de ovejas realizan todo su viaje a pie desde León por las cañadas reales hasta la ciudad, una práctica ganadera que el año pasado celebró el 25 aniversario de su recuperación.

 

El rebaño, que llega desde Picos de Europa (León), consta de unas 2000 ovejas merinas y 100 cabras retintas dirigidas por el mayoral D. Juan Miguel Díaz. Su primer destino en los días anteriores es el Centro de Educación Ambiental de Casa de Campo.

El sábado es un día lleno de actividades antes de la gran celebración del domingo. En la Galería de Cristal (Palacio de Cibeles) se organiza un mercado de productores con catas de mieles y vinosdebates y charlas sobre modelos de consumo, pan artesano o las mujeres y el desafío de lo rural; talleres para todos los públicos desde afieltrado con agua, jotas manchegas o aves y trashumancia; música, baile ycuentacuentos.

El espectacular paso de las ovejas

La jornada principal es el domingo y comienza a las 10:30 h con la salida del rebaño desde la Casa de Campo hacia la Calle Mayor (por la Cuesta de la Vega), Puerta del Sol y Plaza de la Cibeles, (y regreso por el mismo recorrido) donde se celebra el acto institucional y bienvenida con la renovación de la Concordia de 1418 y el acto de pago de los maravedíes con la presencia de las autoridades municipales. Un día en el que los talleres, catas y música continúan.

Esta fiesta se inició en 1994 para contribuir a que las Cortes Generales aprobaran la nueva Ley de Vías Pecuarias, reconociendo las cañadas, cordeles y veredas como bienes de dominio público y un patrimonio único en el mundo. Está organizada por la Asociación Trashumancia y Naturaleza y colaboran la Asociación Concejo de la Mesta, Fundación MAVA, Ayuntamiento de Madrid y Fundación WWF/ Adena España.

 

¿Ovejas y cabras con GPS? La Trashumancia BIG DATA define los caminos para los pastores del mañana

Más de 3.000 ovejas iniciarán su marcha hacia los pastos de invierno desde Teruel hasta Jaén, en un recorrido que será monitorizado por primera vez gracias a la tecnología GPS, Internet of things (IoT) y big data. Algunos de los animales que la realizan portarán dispositivos con sensores para monitorizarlos, un modelo con el que ya se viene experimentando en Aragón.

Los organizadores de esta ruta para el pastoreo podrán saber desde su móvil gracias al GPS dónde se ubican los animales, a través de unos collares que portan dispositivos con sensores que sirven para controlar en todo momento dónde está el ganado y cómo está.  De esta manera, se puede saber en tiempo real la ubicación de los mismos y el tipo de pastoreo que realizan. Los animales harán un recorrido de unos 500 kilómetros.

Buscar el aprovechamiento de los recursos naturales allá donde estén y el mayor bienestar animal para las ovejas y cabras. Esta filosofía de vida es la razón de ser de la Trashumancia. La costumbre de recorrer cientos de kilómetros andando con los rebaños para su mejor alimentación y calidad de vida ha generado un patrimonio de miles de kilómetros de vías pecuarias, las Cañadas Reales.

En España existen alrededor de 125.000 kilómetros de cañadas reales, algunas de ellas sin cobertura móvil. La tecnología y la cobertura de móvil ayudarían a recuperar este modelo de movimiento pecuario puesto que muchos de estos caminos son desconocidos para los nuevos pastores. Asimismo, este tipo de servicios tecnológicos mejoran la gestión ganadera en este tipo de manejo tan complejo.

La Organización Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino, INTEROVIC, la Facultad de Veterinaria de la Universidad de ZaragozaAsociación Trashumancia y Naturaleza y la empresa española tecnológica Digitanimal han colaborado para hacer posible este evento que constituye un ejemplo de digitalización en ganadería que acercará este tipo de pastoreo a las nuevas generaciones.

La Facultad de Veterinaria de Zaragoza ha venido desarrollando en los últimos una actividad docente innovadora que ha hecho posible el acercamiento de estudiantes a la trashumancia ovina. Esta actividad se ha llevado a cabo acompañando durante 24 días, en el mes de noviembre, a un rebaño de 3.000 ovejas de la raza Merina variedad Montes Universales, conducido por tres pastores, desde la localidad de Guadalaviar en la provincia de Teruel hasta Viches en Jaén.

En la experiencia, a lo largo de la travesía, participan cada año un total de 32 alumnos repartidos en cuatro periodos de seis días cada uno (8 alumnos por turno más dos profesores). En la vereda, además de las tareas que van surgiendo, al final el día, se realiza una tertulia-discusión sobre distintas cuestiones que se plantean con el fin de generar inquietudes en diferentes aspectos de la actividad ganadera.

Después de varios años en marcha, este proyecto GPS ha supuesto para nuestros estudiantes un contacto directo con el sector, les ha permitido vivir en primera persona la problemática y la complejidad que supone la trashumancia, conocer el medio y las condiciones en que se desenvuelve dicha actividad y la puesta en práctica de los conocimientos teórico-prácticos adquiridos en la Facultad sobre patología y terapéutica, pasticultura, manejo y comportamiento ovinos, etc.

La colocación de dispositivos GPS en las ovejas y cabras que forman el rebaño va a permitir documentar el recorrido gracias al seguimiento del camino realizado durante la Trashumancia. De esta forma, un conocimiento que se ha trasmitido de padres a hijos ahora estará al alcance de los pastores que utilizan las nuevas tecnologías a la hora de realizar su recorrido trashumante.

Mas de 3.000 ovejas serán las encargadas de documentar digitalmente un recorrido que se viene realizando durante siglos, pero que el desuso y la falta de mantenimiento están condenando al olvido. La falta de conocimiento de las Cañadas Reales es la causante de que, en la actualidad, sobre ellas se hayan construido desde vertederos hasta campos de golf.

 

Unas 2.500 ovejas bajan de Castanesa a Alcarrás

Miles de ovejas han empezado la trashumancia este mes y están bajando desde las cumbres del Pirineo hasta el plan, a pesar de que encara las temperaturas son suaves a las comarcas de montaña. Hace unos días lo hizo una manada desde los prados de Aneto en dirección a Monzón atravesando pueblos como Vilaller, en el alta Ribagorça. Unas 2.500 ovejas más han iniciado su viaje desde la sierra de Seis, al valle de Castanesa, hacia Alcarràs, atravesando cañadas históricas.

Por su parte, ganaderos de Esterri ya reúnen estos días sus manadas en el alta montaña para iniciar el descenso a los corrales de poblaciones del plan. Los municipios por donde pasan, como es el caso de Vilaller, reclaman que se cuiden y mantengan las cañadas o pasos de ganado como elemento histórico a proteger.

OvejoAventura: La experiencia única de acompañar a los últimos pastores trashumantes

La Mancomunidad de Tierras Altas de Soria, como todos los años, propone una de las experiencias únicas para conocer el mundo más auténtico y rural. Ser pastor trashumante y guiar a las ovejas en su regreso a las comarcas pastoriles de Tierras Altas de Soria. Toda una OvejoAventura y la mejor forma de conocer la experiencia de la Trashumancia, una forma de vida que ha sido declarada Patrimonio Cultural Inmaterial, una actividad milenaria que se conserva desde la época de los celtíberos y que alcanza su mayor apogeo en la época de la Mesta.

La ruta que se realiza, una vez al año, guiando a un rebaño real de más de 1.000 ovejas trashumantes y con un grupo de pastores en activo, se realizará a finales de junio durante tres días. Y en ella no faltará la gastronomía pastoril, las exhibiciones de esquileo, la oportunidad de dormir al raso junto al rebaño y participar en actividades relacionadas con el mundo del pastor y de las ovejas merinas, muchas de ellas ya desaparecidas. Este año esta experiencia se realizará del 21 al 23 de junio.

¡¡Somos Trashumantes!! lema con el que la Mancomunidad de Tierras Altas de Soria y los Ayuntamientos de Las Aldehuelas, Oncala y Soria capital quieren dar a conocer esta experiencia turística, o OvejoAventura, y que en ediciones anteriores ha llamado la atención de turistas llegados de tierras danesas, francesas, o mexicanas… y que seguro no dejará indiferente a los viajeros que se acerquen a Soria.

Las ovejas regresan durante el mes de junio a las comarcas de Tierras Altas después de haber pasado el crudo invierno y la lluviosa primavera en tierras castellanomanchegas. Un camino de peregrinaje que realizan guiadas por los pastores, cuyo papel es fundamental para que lleguen a su destino.

Para ello, se han preparado diversos paquetes turísticos, que se adaptan perfectamente a cualquier viajero. El más curioso se llama Pastor Titulado que ofrece la posibilidad de realizar los 32 kilómetros entre la ciudad de Soria y la comarca de Tierras Altas en dos etapas de senderismo, pasando por la loma de Numancia, los ríos Duero y Tera, la Sierra del Alba, cruzar frondosos acebales, robledales y pueblos de auténtico sabor pastoril.

Y con la experiencia única de dormir dos noches al raso junto a al rebaño de ovejas y los pastores trashumantes y conocer de primera mano la tradición del mundo de la trashumancia, una profesión que lamentablemente tiende a desaparecer. La organización ofrece la posibilidad de hacer el camino con el rebaño y dormir en casas rurales o alojamientos de la zona.

El domingo, los turistas, ya experimentados pastores trashumantes, serán recibidos con bailes y cánticos pastoriles en el pueblo como antaño hacían las mujeres cuando volvían los hombres con sus rebaños, tras pasar los meses del crudo invierno en tierras cálidas de La Mancha, Andalucía o Extremadura.

Tras la llegada se podrá disfrutar de grandes exhibiciones de tradiciones ligadas a la trashumancia como el esquileo, el conteo de las ovejas, marcas a las ovejas nacidas en el invierno, degustación de migas, demostración de caldereta, etc.

Sin olvidarnos del queso de oveja y embutidos de las Tierras Altas sorianas, muy típicos y valorados en la zona.

Andalucía permitirá el pastoreo en superficie de barbecho de interés ecológico para el Pago Verde de la PAC en 2019

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía permitirá el pastoreo en la superficie de barbecho declarada como superficie de interés ecológico para el Pago Verde (Greening) en base a la posibilidad que abrió la Comisión Europea mediante Decisión de Ejecución (UE) 2019/1389, de 4 de septiembre de 2019, en la que se acepta con carácter excepcional que los ganaderos utilicen estas tierras para alimentación del ganado o siega.

Esta medida extraordinaria, que afecta a todo el territorio andaluz, responde a la falta de pastos, las altas temperaturas registradas en los últimos meses y la falta de precipitaciones, unas condiciones climáticas adversas que han traído como consecuencia unos sobrecostes adicionales para la alimentación del ganado.

Cabe recordar que, además de esta medida de pastoreo en superficie de barbecho, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía publica el pasado día 13 de agosto en el BOJA la autorización para el uso de piensos y forrajes convencionales para alimentar de forma adicional al ganado ecológico, una medida excepcional y temporal debid también a los efectos de la sequía.

Con este mismo objetivo de intentar paliar las dificultades por las que atraviesa el sector a causa de estas circunstancias adversas, el anticipo de las ayudas directas de la PAC de 2019 podrá alcanzar hasta el 70%.

Para que los productores se beneficien de este aumento del 20% con respecto al adelanto del 50% que estaba inicialmente previsto en el Reglamento 1306/2013, es imprescindible que hayan finalizado los correspondientes controles administrativos y sobre el terreno que son necesarios realizar con anterioridad al pago de la ayuda.

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha manifestado que la Consejería está trabajando para que los pagos lleguen al sector en los plazos establecidos. Se prevé que podrán aprovechar esta medida aproximadamente unos 215.000 beneficiarios.

Un millar de ovejas cruza Soria en la fiesta de la trashumancia

El rebaño es propiedad de Eduardo del Rincón, soriano de Los Campos, que llega desde Ciudad Real.

Un año más han llegado un millar de ovejas a la estación del Cañuelo en Soria y como es tradición han cruzado la capital soriana. Así se ha iniciado un año más esta fiesta de la trashumancia, que forma parte importante de la historia de esta provincia, en una iniciativa promovida por la Mancomunidad de Tierras Altas y los ayuntamientos de Oncala y Las Aldehuelas.

De marcado carácter reivindicativo de la tradición y también turístico, que en esta ocasión tiene como parada y fonda Los Campos. El recorrido comenzaba en la misma estación de tren de El Cañuelo, donde llegaban las ovejas procedentes de Brazatortas (Ciudad Real).

El rebaño es propiedad de Eduardo del Rincón, soriano de Los Campos residente en la provincia ciudarrealeña, y uno de los mantenedores de esta tradición, de forma alterna con otro rebaño de los hermanos Basilio, José María y Ricardo Pérez, de Navabellida (Oncala).

Son tres etapas de un recorrido que adentra a los participantes en un oficio antiguo y sacrificado, el del pastor trashumante. En la primera concluye en el alto del Zarranzano, después de una parada en Garray, donde se come, y continuar por el valle del río Tera hasta el Zarranzano, donde se hace noche.

La segunda etapa, el sábado 22, prosigue por la cañada real hacia Gallinero en dirección hacia Garagüeta hasta coronar la sierra del Alba, donde se pasa la segunda noche. «El domingo las ovejas y los pastores hace su entrada en el pueblo como antiguamente, y allí tiene lugar el conteo y la separación, algo que en este caso no es necesario porque son todas propiedad de un mismo pastor».

Al igual que en ediciones anteriores, la mancomunidad pone a disposición de los interesados –a través de la agencia Soria Vacaciones– la posibilidad de participar en esta experiencia. Los participantes pueden hacer en diferentes opciones, en circuitos de uno, dos y tres días. La iniciativa atrapa a medio centenar de personas, de diversos puntos del país, especialmente de la zona norte, y también del extranjero.

Los Campos recibirá durante todo el domingo un amplio programa de actividades, con mercado trashumante, elaboración de pan en el horno comunal y otras relacionadas con las exhibiciones pastoriles.

La Mancomunidad de Tierras Altas, junto con los ayuntamientos citados, inyectan en esta actividad algo más de 14.000 euros.

 

El movimiento trashumante hace cruzar la ciudad a 1.800 ovejas merinas

Como cada verano Las Albaidas atraviesa Córdoba en busca de la campiña cordobesa para pasar el verano

Como viene siendo habitual a principios del mes de julio, la ganadería Las Albaidasrealiza su trashumancia buscando los pastos la campiña cordobesa. Esta mañana, 7.00 horas, un rebaño de 1.800 ovejas merinas comenzaba su recorrido por la ciudad, entrando por Turruñuelos, Glorieta María de Maeztu; pasando por Parque Figueroa, Open Arena, Puente de Andalucía , hasta finalmente llegar al Polígono de la Torrecilla.

Felipe Molina, el responsable de la Ganadería Las Albaidas, asegura que “la ganadería extensiva tradicional mantiene viva la ancestral trashumancia, la cual mejora el bienestar animal, crea corredores de biodiversidad entre zonas de pastos y evita incendios”.

En la campiña, cerca de Guadalcázar permanecerán hasta finales de septiembre, aprovechando rastrojeras de trigo, garbanzos, habas, girasol y quinoa.