Caminos ganaderos

Del XIX, Albert Fàbrega comenta la red racional de carreteras: el 1805 en un plan integral de caminos donde se proyecta el de Manresa a Cardona

Lo surienc Albert Fàbrega abrió la segunda sesión de trabajo de las séptimas jornadas organizadas por el Centro de Estudios del Bages, dedicadas a los caminos históricos, con la conferencia «De Manresa a Cardona. Sube pólvora y baja sal». Dividió la exposición en dos partes: de Manresa a Cardona y de Cardona a Solsona. La actual carretera C-55 se construyó entre los años 1849 y 1860. Las obras públicas iban a un ritmo lento, a pesar de que en 1852 ya se trabajaba en los alrededores de Súria, pero en 1860 todavía se estaban subastando obras en diferentes tramos de la carretera. Menciona los caminos romanos que dividían en tres categorías: vías públicas, vecinales y privadas. Existía el camino real de Manresa a Cardona como vía pública, pero hasta el siglo XV no hay referencias claras. Parla de las características, mantenimiento, financiación, seguridad, transporte y legislación. A partir del 1750 se mejoran los caminos y se hacen de nueces. Del XIX, comenta la red racional de carreteras: el 1805 en un plan integral de caminos donde se proyecta el de Manresa a Cardona. Trazado, puentes y fuentes que utiliza, fundamentalmente itinerarios militares.

De Cardona a Solsona hacen ensanchar los caminos por motivos militares. El 1861 se diseñan las obras, el 1863 se está trabajando, el 1867 estaban avanzadas, pero el 1872 todavía se subasta algún nuevo tramo y no se asfalta con graba hasta el 1926. El abogado Lluís Matamala, en formado píldora, inició las comunicaciones sobre los caminos como patrimonio público y su protección. Explica que el uso de los caminos públicos son aquellos por donde se puede transitar sin que nadie pose impedimentos. Parla del patrimonio material de los caminos y del cultural a su alrededor. Hay de propiedad pública (expropiaciones) y de propiedad privada con uso público: la usucapión, cuando la Administración adquiere un camino privado sometido a uso público, y actúa como propietaria de forma manifiesta durante un periodo de veinte años ininterrumpidamente. Los caminos públicos normalmente forman red y los privados van a parar a los campos para uso del campesino. Menciona las clases de caminos y su catalogación en siete tipologías. Assumpta Muset, doctora en Historia moderna, nacida en Collbató, hizo una comunicación sobre los caminos al monasterio de Montserrat. Los cuatro grandes confluían arriba el monasterio: Collbató, Monistrol, la Puebla de la Guardia y Marganell. Los describe en detalle y explica quién los usaba: peregrinos y turistas, que configuraron una red de hostales y herrerías, así como el transporte en mulas.

El editor Jordi Suades se centró en el antiguo romeu de Manresa a Montserrat por Castellgalí. Y Sant Pere de Vilamarics. Menciona el camino real de Manresa en Esparreguera, la importancia estratégica de Castellgalí con dos caminos: uno junto a la riera y uno de más interior. Uno de los caminos va directamente de Castell-galí a Montserrat. Remarca el hostal de los Amigant y una carnicería a principios del XVII, con una población dispersa… La historiadora Mireia Vila Cortina explicó los portales y caminos de la villa de Santpedor. Se apoya en los estudios de Josep M. Freixas para explicar la evolución viaria que divide en tres etapas básicas: entre la primera y la segunda hay la fundación de la parroquia. Los caminos se consolidan a la baja edad mediana prácticamente hasta el siglo XIX o comienzo del XX. Menciona el camino de Manresa a Castell-nuevo, otro de la época romana hacia Vic, a la edad mediana hacia Berga y hacia Cardona y la importancia de la calle Transversal al siglo XVI. Explica, entre otros, los enlaces con las rutas comerciales y los caminos reales. El 1860 se hace el camino vecinal hasta Manresa, que no se allanó hasta el 1930, y el camino transversal de Navarcles en Callús es de la década del 1970. La arqueóloga Raquel Valdenebro se centró a «Vivir dentro de la muralla de Manresa», e hizo mención de los portales, los puentes y los caminos. El historiador Jordi Piñero hizo unas consideraciones sobre el antiguo camino real de Can Maçana. El especialista en historia económica Lluís Virósgeneralizó sobre «La transformación de caminos reales en caro-rendiste». Para cerrar el acto, Jordi Griera presentó una comunicación sobre «El camino real de Barcelona a Manresa por el cuello de Daví».